background

Bill reese

 

William S. Reese

The International Youth Foundation

 

En este tiempo de retos sin precedentes, el mundo necesita más que nunca las ideas frescas, coraje y audacia de la juventud. Los jóvenes emprendedores sociales de hoy, no sólo ofrecen soluciones exitosas, también nos comparten una nueva visión mundial cimentada en los valores de justicia, equidad, compasión e inclusión. Aunque las noticias negativas son las que capturan la atención de la gente, son las historias positivas las que motivan a la acción. Los ganadores del Premio UVM 2016 nos ofrecen esas historias de esperanza e inspiración.

Entre sus innovaciones, estos jóvenes fundadores y directores generales han lanzado un espacio virtual de comercio para productos amigables al medio ambiente, han publicado libros de lectura fácil para personas con discapacidades intelectuales, mejoran las condiciones de vida a través de la venta de plantas suculentas y productos de maíz azul y preparan a los ciudadanos para enfrentarse a las amenazas de los desastres naturales y del crimen. A estos líderes innovadores, les doy una calurosa bienvenida a la red global YouthActionNet, a la cual pertenecen casi 1,500 jóvenes emprendedores sociales de 90 países.

Esperamos apoyar sus trayectorias al contactarlos con sus pares en el mundo entero y brindarles oportunidades de educación continuada. Durante 11 años, la Universidad del Valle de México ha producido extraordinarios resultados. Gracias a su dedicación, 165 de los líderes jóvenes más talentosos de la nación, forman hoy una red vibrante que provee, por primera vez, información valiosa sobre lo que los motiva, sus necesidades y sus aspiraciones. El Premio UVM es uno de los 23 institutos YouthActionNet en el mundo. Quince de estos programas residen en instituciones de la red Laureate International Universities.

Estamos muy agradecidos con Laureate por este apoyo y visión. Nuestros esfuerzos conjuntos se reflejan en las más de dos millones de vidas a las cuales impactan cada año los ganadores del programa YouthActionNet. Deseamos a los ganadores del Premio UVM 2016 lo mejor en este nuevo capítulo de su camino como líderes e invitamos al mundo a acoger a este nuevo grupo de jóvenes que reafirman las ganas de vivir.

background

Luis Durán

 

Luis Durán

Laureate México / UVM

 

El mes de septiembre de 2017 cubrió a los mexicanos de una profunda tristeza, pero también nos demostró el enorme poder de nuestra juventud. Un ejército liderado por jóvenes salió a las calles, a las comunidades remotas, a los centros de acopio, a los albergues, a los parques, dispuesto a enfrentar lo desconocido con tal de aliviar el dolor de otros. Este movimiento solidario fue orgullo de México y una enseñanza para el mundo entero.

Quienes trabajamos en educación somos testigos día a día de la valentía de los jóvenes, de su creatividad, generosidad, pasión y de su capacidad de organizarse en medio del caos. Quienes conocemos a los ganadores del Premio UVM por el Desarrollo Social somos además testigos de que esa juventud es capaz de disolver las diferencias ideológicas, sociales, geográficas, económicas y unirse para solucionar una causa común.

Me siento muy orgullosos de decir que durante los desastres del 2017, los estudiantes de la UVM en todo el país se unieron para recolectar y transportar donativos; prestar asistencia médica, psicológica, fisioterapéutica, veterinaria; para acompañar a las personas en los albergues; y para preparar alimentos para damnificados y los voluntarios.

Los ganadores del Premio UVM demostraron que este reconocimiento también los hace parte de nuestra comunidad y generosamente, desde Baja California hasta Chiapas se sumaron a nuestras diferentes iniciativas siendo nuestros brazos en la entrega de los víveres y medicamentos recogidos en los campus directamente a las personas afectadas, en zonas a las que el Estado no podía llegar. Es un agrado presentar a la nueva generación de ganadores del Premio UVM.

Son 15 jóvenes que se suman a una red nacional que con ellos llega a 180 emprendedores sociales y a una red mundial de más de 1,400 jóvenes. Quiero dar a estos jóvenes la bienvenida a la comunidad UVM. A partir de ahora seremos sus aliados para que sus proyectos sigan este camino de éxito que ya han emprendido. Deseo además aprovechar este espacio para agradecer a esta generación del Premio UVM y a todas las anteriores, porque con sus muy diversas iniciativas nos demuestran que, aunque no haya desastres naturales, la juventud mexicana está dispuesta todos los días a tomar pico y pala y salir a reconstruir a nuestro país.